Ir al contenido principal
Buscar
URV

Espacio Europeo

La Declaración de Bolonia, firmada el 19 de junio de 1999 por los ministros de educación de 29 estados, manifiesta la necesidad de promover la convergencia entre los sistemas de educación superior de los estados europeos para facilitar a los titulados la integración en mercado laboral sin fronteras y ofrecer un marco más atractivo a estudiantes de todo el mundo. Propone como objetivo alcanzar el desarrollo armónico de un espacio europeo de educación superior antes del año 2010, que tenga como eje el aprendizaje y que sea totalmente respetuoso con la diversidad de culturas, de lenguas y de sistemas de educación, así como con la autonomía universitaria.

Para facilitar la transparencia entre las titulaciones europeas y su reconocimiento, tanto por las instituciones de educación superior como por los ocupadores, se propone una estructura basada en dos niveles fundamentales: el primer, el grado, de un mínimo de tres años, calificará para el mercado laboral europeo; el segundo constituirá el grado de maestría o doctorado. Un suplemento al título hará que los diferentes sistemas de titulaciones sean comprensibles y comparables. El establecimiento de un sistema de créditos compatible, basado en el Sistema Europeo de Transferencia de créditos (ECTS) debe permitir reconocer fácilmente, por lo que se refiere a nivel, formación y calidad, el trabajo desarrollado por un estudiante en cualquier país.