Ir al contenido principal
Buscar
URV

Máster universitario en Abogacía


Requisitos específicos

Titulaciones de admisión

Titulados universitarios oficiales de grado o licenciados en Derecho o de otro título universitario de grado equivalente que reúna los requisitos establecidos en el artículo 3 del Reglamento de la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de abogado y procurador de los Tribunales.

Este programa va dirigido a licendiados o graduados en derecho que quieran acceder a la profesión de abogado.

La homologación del título universitario de derecho obtenido en una universidad extranjera no es requisito para cursar el máster. No obstante, los candidatos que accedan con una titulación emitida por una universidad extrangera deberán cumplir con los requisitos previstos legalmente para ejercer a la profesión de abogado en España, es decir, previamente a la realización de la prueva del estado es obligatorio haber homologado el título.

Documentación opcional adicional

Además de la documentación necesaria para realizar la preinscripción, los candidatos pueden optar por la presentación de documentación adicional no obligatoria: 

  • Documentación acreditativa de la realización de seminarios y cursos
  • Documentación acreditativa de otros estudios jurídicos complementarios y másteres universitarios.

Criterios de selección

1. Valoración de méritos: una vez demostrada la titulación requerida, la Comisión de Admisión valorará los siguientes extremos:

a. Valoración del expediente académico de la titulación universitaria oficial que da acceso al Máster: hasta un máximo de 75 puntos.

b. Acreditación de otros estudios jurídicos complementarios y másteres universitarios: hasta un máximo de 10 puntos.

c. Formación complementaria (cursos, seminarios u otras actividades formativas acreditados documentalmente) relacionada con el contenido del Máster: hasta un máximo de 15 puntos.

d. En caso de empate en cuanto a la valoración de los méritos, la Comisión de Evaluación realizará una entrevista personal.

No obstante, si no hay carencia de plazas, el órgano de admisión podrá admitir estudiantes sin necesidad de seleccionarlos en función de los méritos.