Ir al contenido principal
Buscar
URV

Rosa de Luxemburg

Fecha de nacimiento y/o muerte:
1871, Zamosc – 1919, Berlín
Destacada por...
sus escritos criticos contra el capitalismo y por vivir toda su vida dedicada a la lucha por la revolución socialista

Rosa Luxemburgo era una excelente estudiante pero, ya de niña y adolescente, se empezó a distinguir por rebelarse se y enfrentarse contra la autoridad. A los 16 años entró a militar en el partido revolucionario proletariado y, a los 18, huyó de Polonia por la represión y el riesgo de ser encarcelada.
Pasó a ser una estudiante universitaria y activista en Zúrich, formando parte del partido socialista alemán. En este período conoció que se convertiría en su compañero sentimental y de militancia por años: Leo Jogiches. En 1897 defiende su tesis doctoral, El desarrollo industrial en Polonia, siguiendo el enfoque metodológico del materialismo histórico, más tarde se trasladó a Alemania, donde pasaría la mayor parte de su vida.
Rosa se caracterizó por una gran inteligencia y una enorme curiosidad vital, por su carácter rebelde y su valentía. Tenía grandes dotes de oratoria y de dialéctica, combinando la formación, la docencia y la capacidad de análisis marxista con una activa militancia política. Por otra parte, era muy crítica en el seno de los diversos partidos en los que estuvo militante, ganándose el respeto pero también los recelos de muchos de sus compañeros.
Rosa vivió toda la vida dedicada por completo a la lucha por la revolución socialista, que para ella era una necesidad histórica en términos dialécticos. Primero, en cuanto a la cuestión nacional, pensaba que mientras haya la dominación del capitalismo no tenía sentido la autodeterminación de los pueblos. En segundo lugar, se posicionó fuertemente en contra del revisionismo teórico que se observaba en ciertas prácticas del parlamentarismo y del sindicalismo de la socialdemocracia alemana. El tercer elemento primordial de su cuerpo teórico ii de su militancia es la lucha contra el imperialismo y el militarismo como herramientas de reproducción del capitalismo.
Un punto de inflexión será, al inicio de la I Guerra Mundial, la votación a favor de los créditos militares por parte de la fracción socialista en el parlamento alemán. Este hecho significaba la victoria del nacionalismo frente al movimiento internacionalista y la crisis de la II Internacional que se disuelve en 1916. Rosa mostrará una crítica encarnizada contra la I Guerra Mundial y pedirá la desobediencia masiva. Se le acusará de incitar a los militares a desobedecer a sus jefes y, entre 1915-1918, pasará largas temporadas encarcelada. En 1916 escribe La crisis de la socialdemocracia, firmado por el seudónimo de Junius, en el que avisará de la otra consecuencia de la guerra: la desaparición masiva del proletariado europeo.
Cuando estalló la revolución en Alemania en noviembre de 1918, Rosa Luxemburgo inmediatamente comenzó a agitar para provocar una revolución social.
Rosa Luxemburgo salió de la cárcel de Wroclaw el 8 de noviembre de 1918; Liebknecht lo había hecho poco antes y ya había comenzado la reorganización de la Liga Espartaquista. Juntos crearon el periódico Die Rote Fahne, "La Bandera Roja" y empezaron a provocar la deseada revolución social. El 1 de enero de 1919 la Liga Espartaquista junto a otros grupos socialistas y comunistas crearon el Partido Comunista de Alemania (KPD), principalmente gracias a la iniciativa de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo.
El 15 de enero de 1919, en plena revuelta espartaquista, Rosa Luxemburgo, Karl Liebknecht, y Wilhelm Pieck, dirigentes del Partido Comunista de Alemania, fueron arrestados y llevados para ser interrogados en Berlín. Luxembrug y Liebknecht fueron matados a tiros por orden de los socialdemócratas.